Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.
[mc4wp_form id="4890"]
Zapisz Zapisz

EL EMBARAZO. Cosas bonitas, mitos y demás.

Recuerdo mis dos embarazos con mucha felicidad. El primer embarazo fue el de inocencia y la emoción. El segundo el de la emoción y los nervios.

Pero como en todo lo que rodea a la maternidad, hay mucha literatura de por medio. De hecho, la ciencia de la maternidad comienza con el embarazo. Ya conté como fueron mis embarazos en un post anterior. En este os quiero contar que veo yo de bueno, qué hay de mito, y qué es no tan bueno.

 

QUE HAY DE BONITO EN EL EMBARAZO

  • La emoción. Todas las partes del embarazo son muy emocionantes. Cuando se le oye el latido por primera vez. Cuando sabes el sexo. Cuando se empieza a mover. Cuando la tripa cambia de forma. Cuando tienes contracciones y no sabes si son de parto… Y esto pasa en todos los embarazos, no en el primero únicamente.
  • Los cambios en el cuerpo. Esto también tiene su parte negativa, pero como positiva os diré que recuerdo con un cariño enorme mis dos barriguitas. Yo me sentía bastante guapa, la verdad. Excepto el último mes, el resto del tiempo me sentí muy bien con mi cuerpo.
  • La felicidad. Constante. Yo me recuerdo ilusionadísima desde el primer día que supe que estaba embarazada.
  • Ser la mimada. De todos. De la familia, de los compañeros de trabajo… En general, a mí me encantaba que mi alrededor tuviera miramientos conmigo durante mi embarazo.
  • Los preparativos: Todas las compras, las ropitas, el descubrir el mundo del bebé…

 

 

Alt casual

!La emoción para nosotros empezó en cuanto el test dio positivo!

 

MITO

  • Hay que comer por 2. Siempre hablo en mi caso… pero yo no tuve más hambre del normal. Así que lo de comer por dos… ¡no tiene porqué ser real!
  • La luna y el parto. Desde la semana 37 me miré el calendario lunar y me lo sabía al dedillo… pero nada. Los niños nacen cuando quieren ¡no cuando lo dice la luna!
  • La forma de la barriga si es niño o niña. Este es otro mito de la sabiduría popular.
  • Cambia la cara antes del parto. También creo que es un mito. En el último mes de embarazo, la cara cambia, porque es el mes en el que más hinchada y más pesada estás. Recuerdo como una compañera de mi marido me decía que se me había puesto la nariz más ancha… que de un par de días no pasaba. Y fueron, más bien, un par de semanas.

 

alt embarazo

Esta es una foto mía justo el día antes de tener a Valeria, ¡no me parece que tuviera mala cara!

COSAS NO TAN AGRADABLES

  • Cambios en el cuerpo durante el embarazo. Engordas. Es un hecho. Ahora, es controlable. En mi caso,  con Telmo engordé 12 kilos y con Valeria 9.
  • Cambios en el cuerpo post embarazo. Si te has cuidado durante el embarazo, lo normal es que en 1 ó 2 meses recuperes más o menos la figura anterior. Más o menos. Porque nada vuelve a ser igual después del embarazo. Y hay que aprender a quererse. Esta, es una tarea muy complicada.
  • Pesadez. La barriga pesa. Especialmente el último mes, donde todo es más agotador. Además, es el mes del nerviosismo, emoción y espera por excelencia.
  • Miedos. En el segundo embarazo me llené de miedos. Y creo que si tuviera un tercer embarazo… sería aún peor. La experiencia me ha hecho más consciente de todo lo que puede ir mal.
  • Efectos secundarios. Retención de líquidos, cíatica, naúseas… y una lista aún más larga, pero que no quiero seguir. No hay porqué tener todos, ni porqué tener algunos. Yo sólo tuve ciática.

 

Cada madre es un mundo y sus experiencias hacen sentir el embarazo de maneras diferentes. No obstante, para mí fue un estado maravilloso del que disfruté muchísimo. Especialmente, del tercer trimestre.

 

¿Cómo fueron vuestras experiencias? ¿Alguna cosa bonita, no tan bonita o mito que añadir? 

 

Living la Vida Madre..Ohh Yeah...!
share
2 Responses
  • A mí estar embarazada no me gusta, en general. Y supongo que el recuerdo de mi segundo embarazo, que fue bastante tostón, influye. Pero es cierto que sentir a tu bebé dentro crecer… Es una maravilla.
    Lo de recuperarse en 1 o 2 meses… no lo veo jajaja. El cuerpo tarda más, y no ya es un tema de kilos.

    • @elisa_mamasuperplus
      octubre 11, 2018

      A mí me encantó… y creo que si tuviera un tercer embarazo lo disfrutaría muchísimo. Yo físicamente, he tenido bastante suerte, ni engordé mucho ni tardé mucho en quitarme los kilos. La recuperación emocional… esa duró más! jajaja!! Un abrazo!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.