Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.
[mc4wp_form id="4890"]
Zapisz Zapisz

DEBERES. Pros, contras y experiencia.

Nosotros no conocemos los deberes. Yo no los conocí de pequeña. Mi hijo, que estudia en el mismo colegio al que yo fui, tampoco. Mi hija no los conocerá, creo.

 

El único que ha ido a la escuela tradicional es mi marido, que aún me mira con recelo cuando le digo que no pasa nada. La mayoría de mi clase fuimos a la universidad y somos gente bien. No nos hizo falta hacer deberes para aprender lo mismo.

ALT DEBERES

Tengo mucha suerte, lo reconozco. Mis padres dieron con un colegio, novedoso en la época, que implantaba un particular sistema de enseñanza no basado en libros. El eje de este sistema era aprender jugando, aprender entendiendo para qué aprendías, y dejando que cada niño se desarrollara a su ritmo, teniendo siempre las mismas metas a final de curso. Lo importante era aprender que cómo llegar al resultado de una manera práctica y entendible para niños. Me podría extender horas, porque me considero muy afortunada por hacer podido estudiar así, pero este no es el tema que me ocupa.

 

Ese colegio, en el que estudian mis hijos hoy, no tiene deberes. Ni libros. Ni pupitres. No es privado ni elitista. Es público y de barrio. Y no es moderno, ni Montessori. Lleva 40 años.

 

Y ENTONCES ¿COMO SE HACE?

Porque tampoco hay exámenes. En 5º de primaria se empiezan a hacer controles. Hasta entonces se lleva a cabo una evaluación continua en la que los profesores valoran el aprendizaje global de alumno.

 

PERO ENTONCES… ¿SON NECESARIOS LOS DEBERES?

Aún habiendo recibido esa enseñanza, yo me debato muchas veces si son o no necesarios. En primero y segundo de primaria diría que no. Son muy pequeños. Pero ¿después?

 

Porqué sí tener deberes

  • Crean una disciplina de trabajo. No es tan importante con 9 años, como con 16 cuando están en Bachillerato.
  • Crean hábito de estudio.
  • Ayudan a afianzar contenidos.
  • Fomenta la responsabilidad hacia su aprendizaje. Ellos son responsables de hacerlos, hacerlos bien, y llevarlos al colegio.

Eso sí, todo en su justa medida. Tener algo de tarea algunos días creo que estaría bien, pero ni mucha ni todos los días. Lo justo para que hagan alguna cosas en casa y tengan tiempo para jugar.

 

Porqué no tener deberes

  • Son demasiados deberes los que se les manda por lo que les quita muchas horas de juego cuando son realmente pequeños.
  • Hasta cierta edad, no son necesarios. Yo no veo a mi hijo de 6 años, en primero de primaria, llegando con un libro a repasar la lección conmigo. Mi hijo, juega a fútbol en el parque, va a sus extraescolares y después está jugando en casa con nosotros.
  • Genera estrés en los niños. La presión ante los resultados, y la cantidad de tarea influyen negativamente en los niños. El sistema tradicional fomenta la competitividad desde muy pequeños, y puede afectar muchísimo en la autoestima de niños realmente pequeños.
  • El tiempo libre “post-colegio se puede usar para extraescolares que sean tanto de disfrute del niño, como un complemento a la educación formal.

 

MI EXPERIENCIA… Y LAS DE MI ALREDEDOR

Como ya he dicho anteriormente, yo no tuve deberes. Ni exámenes. Ni pupitres. Bueno, pupitres en 7º y 8º de EGB (sí, fui a EGB) sí tuvimos, y fue la revolución, no había quien nos tuviera quietos. El caso es que de este colegio, donde aprendíamos casi solos, en movimiento, pasamos a un instituto de educación secundaria. Allí, por supuesto, había pupitres. Y un señor o señora hablando hacia nosotros durante una hora. Ni que decir, que el primer año,todos los niños que veníamos de ese colegio, necesitamos ayuda por parte del instituto y de nuestros padres, para sacar adelante el curso.

 

 

ALT DEBERES

Pupitres, nuestro shock en el Instituto

 

No sabíamos estudiar. No habíamos adquirido la disciplina de sentarnos y tener tarea. Veníamos un poquito silvestres. No obstante, exceptuando algunos casos aisaldos, todos salimos adelante. Adquirimos el nivel rápidamente, y no hubo problemas. De mi clase han salido varios ingenieros, directores de banca, de eventos (yo), maestros… También ha habido ovejas negras, pero supongo que como en todos los colegios.

 

EN CONCLUSIÓN

Pienso que los niños pequeños no deberían tener deberes. Entiendo que tengan que aprender, y entiendo que tengan que tener responsabilidad en sus estudios, pero no a los niveles que están.

N O, a ir con la mochila cargada de libros y más tareas que un ministro.

S I, a enseñarles paulatinamente la importancia de estudiar y a que sean responsables de sus tareas.

Living la Vida Madre..Ohh Yeah...!
share
2 Responses
  • Nueve meses y un día después
    septiembre 25, 2018

    Totalmente de acuerdo contigo. El problema en vuestro caso no fue que lo de Primaria fuera peor sino que era distinto y os tuvisteis que acoplar. Si hubierais seguido el mismo sistema pues no habría habido necesidad, ¿no?

    • @elisa_mamasuperplus
      septiembre 25, 2018

      Eso es, pero en secundaria ibas directo al pupitre. Y fue estrepitoso. Remontamos y nos convertimos en gente de bien eh? jejeje! Pero los comienzos fueron duros.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *