Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.
[mc4wp_form id="4890"]
Zapisz Zapisz

SEIS AÑOS. ¿Qué le pido a mi hijo?

Mi hijo tiene seis años. Sigue siendo un niño, pero el comienzo de primaria, nos ha hecho ponernos en casa más serios con las rutinas y las normas. Desde una perspectiva realista, sin querer que mi hijo lo haga todo y lo haga ya, hemos empezado a pedirle un poco más.

 

Hay infinidad de tablas sobre lo que debe de hacer un niño según su edad. Prefiero no leer lo que tendría que hacer un niño de seis años. Personalmente, yo las he tenido siempre como un referente orientativo. No como algo a lo que seguir a pies juntillas.  Cada niño tiene una evolución y no todo se puede regir por unos parámetros generales. Y en cada casa, funcionamos de una manera diferente, y tenemos nuestros hábitos. Así que, después de los hitos típicos, andar, hablar, comer solo… dejé de seguir estas tablas.

 

Telmo ha sido el primer hijo y único durante 4 años y medio. Hemos disfrutado mucho de él ese tiempo, y si bien le hemos pedido según la edad fuera cumpliendo ciertos deberes, tampoco hemos sido muy exigentes. Ahora, ya con seis años, viendo que se está convirtiendo en un hombrecito, llega la hora de la verdad. Para él y para nosotros.

 

No diré que enseñarle a ser «mayor» , responsabilizarse de sus cosas, ayudar en las tareas familiares es fácil. Más aún, pienso que es más difícil para los padres. Enseñarle lleva un tiempo precioso… y una paciencia infinita. Es más rápido si pongo yo la mesa. Pero eso no le va a servir en su vida. No quiero darle peces; quiero enseñarle a pescar.

 

Desde el verano, llevábamos explicándole lo importante que sería la vuelta al cole. Iba a ir al «cole de mayores«. Y además, tenía que participar en el orden de la casa y empezar a cumplir las normas sine qua non. Dicho así, sobre el papel, y en la soledad de mi ordenador, suena muy bien. La realidad es muy distinta.  Lleva un ejercicio de paciencia y constancia por parte de los padres muy importante. Lo primero que hemos hecho, ha sido una lista de las tareas que para nosotros tiene cumplir.

ALT 6 AÑOS

Con amor y con cariño… hay que enseñarle a ser mayor.

Las tareas que hemos enumerado son sencillas. Responden, según nuestra opinión, a lo que pueden hacer en casa. Nosotros también tenemos que ser firmes. Si antes le ayudábamos a recoger el baño, ahora le recordamos cómo hacerlo. Repito, no es fácil. Hay que aguantar y repetir 100 veces la misma orden. Os aseguro que no cae en saco roto. Al tiempo, indeterminado eso sí, se consigue crear el hábito en el niño y comienza a hacer las cosas sin repetirlas 200 veces.

 

Las tareas las hemos dividido en Mañana – Tarde – Fin de semana – Normas de Educación. Todas ellas facilísimas para un niño de seis años.

 

MAÑANA

  • Desayunar solo, y recoger su taza.
  • Vestirse solo.
  • Recoger el pijama.
  • Lavarse la cara, los dientes y peinarse.
  • Responsabilizarse de su mochila.
  • Recoger sus juguetes si ha estado jugando.

 

TARDE

  • Recoger su mochila.
  • Desvestirse y llevar su ropa a lavar.
  • Ducharse y secarse el pelo. Recoger el baño (su toalla, el secador..)
  • Ponerse el pijama.
  • Ayudar a poner y quitar la mesa.
  • Recoger sus juguetes antes de acostarse.
  • Ayudar a hacer la cena si los platos son fáciles. Le encanta ayudar con la tortilla. Pues para que hacer la cena sea algo ameno, el día que hay tortilla ayuda él a hacerla.

 

FIN DE SEMANA

  • Además de las anteriores…
  • Hacer su cama. Esta es ¡la nueva incorporación!

 

NORMAS DE EDUCACION

En esto, hemos trabajado desde siempre. No obstante, he empezado a ser más pesada  con este tema.

  • No comer con las manos. Hasta hace un tiempo, algunas cosas se las dejaba comer con las manos. Ya no.
  • Sentarse bien en la mesa. Mi hijo tiene tendencia a recostarse en cualquier silla según se sienta. Parece que llegue de correr una maratón. Ahora, un nuevo mantra (a agregar a los ya clásicos «Telmo a la ducha» «Telmo recoge«) es el «Telmo bien sentado«.
  • Ceder el paso y abrir la puerta a las personas más mayores.
  • Saludar al entrar a los sitios.
  • Saludar y despedir a las visitas.
  • No interrumpir cuando hablamos los mayores.

 

Y… LA PREGUNTA DEL MILLÓN.. ¿LO CONSEGUIMOS?

No. Está claro. Siendo realista y honesta, la respuesta es no. Conseguimos pequeños hitos. Por ejemplo la rutina de llegada a casa, ducha llevar ropa a lavar etc… está muy bien instaurada y no requiere de 100 «Telmo a la ducha«. Sin embargo, lo de recoger en cualquiera de sus formatos, es aún una lucha. Pero no desistimos. ¡Comienza una nueva etapa con el hombrecito! ¡Empezar a colaborar en la vida familiar!

 

ALT 6 AÑOS

 

Living la Vida Madre..Ohh Yeah...!
share
4 Responses
  • Encuentro ideales para la edad las tareas que habéis elegido. Aunque como tú dices no hay edad sino niño.
    Mi peque tiene algunas similares pero más adaptadas y con más ayuda o que las hace intermitentemente. Pero para mí es superimportante que vayan teniendo hábitos y adquiriendo autonomía. Por como se sienten ellos, porque favorece su madurez y porque poco a poco se hacen cargo de sus cosas y nos liberan un poco, sí, por eso también jajaja.
    El lunes 15 hablo en el blog de la tabla de rutinas. Échale un ojo si quieres porque ayuda mucho a no tener que repetir las cosas tantas veces. Hay que asumir que los recordatorio son necesarios, eso sí.

    • @elisa_mamasuperplus
      octubre 2, 2018

      Gracias Nuria!! Me lo apunto 🙂 La verdad es que a mí me parece importantísimo que aprendan a ser autónomos, que adquieran responsabilidad y que empiecen a formar parte poco a poco de las rutinas familiares. Todo ello adaptado al niño y a la edad, por su puesto.
      El lunes 15 estaré esperando tu post!
      Un abrazo!

  • Patry
    octubre 2, 2018

    Mucho animo con los inicios de las nuevas tareas, al principio es bastante cansino pero como todo en la vida, al final llega la recompensa. De hacer 100 repeticiones pasas a hacer solo 50 ( jajaja era broma).
    Es muy satisfactorio ver cómo van adquiriendo autonomía en diferentes áreas y aunque al principio les cuesta, después ellos se sienten bien tambien, comienzan a sentirse mayores y eso les gusta.
    Yo también estoy en ello!!!

    Besos!

    • @elisa_mamasuperplus
      octubre 5, 2018

      Sí!! Es que la tarea difícil es para nosotros… aguantar hasta que lo hagan ellos sin hacerlo nosotros antes jejejej!!! Ánimo para ti también!!! Un abrazo, Elisa

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.