Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.
[mc4wp_form id="4890"]
Zapisz Zapisz

LAS VACACIONES CON HIJOS ¿EXISTEN?

15 días después… hemos sobrevivido. Felices y agotados a partes iguales, acabamos de volver de nuestras vacaciones en familia. Todos los días he caído, muerta matá, en la cama con la misma reflexión. Esto, ¿son vacaciones? ¿Para quién?

La RAE define la palabra vacaciones como: Descanso temporal de una actividad habitual , principalmente del trabajo remunerado o de los estudios. Yo más que descanso, lo llamaría cese de actividad laboral, porque descansar ni por las noches.

 

Estas son mis respuestas a la pregunta inicial después de 24 horas non stop con mis hijos. Todas reales y todas contradictorias entre sí… así es la maternidad.

 

NO. LAS VACACIONES CON HIJOS NO EXISTEN

No existen. Porque lo que no trabajas en tu trabajo lo empleas en cuidar atender y querer a tus hijos. Que es maravilloso. Incluso reconfortante. Feliz. Pero no precisamente relajante.

ALT VACACIONES

Él tranquilo… y yo sin poder acercarme al flamenco

¿Por qué no existen?

Porque estamos todo el día pendientes de que: coman, duerman, se comporten, se diviertan, sean felices, coleccionen momentos inolvidables, no se ahoguen, no se pierdan, no se atraganten, no cojan nada del suelo… En definitiva, que se mantengan con vida, felices y educados. Y eso, no es lo que viene siendo un camino de rosas.

Porque los hijos, tienen la facultad de crisparte en un micro segundo. De repente estás bien en tu toalla y de repente te conviertes en la novia de Chucky.

Porque estos niños es por lo que más discutimos los matrimonios. Ya lo conté en mi artículo del Diario Vasco que podeis volver a leer aquí. Así que después de intentar mantenerles con vida, enfadarte con ellos porque no te hacen caso… también te enfadas con tu pareja. Por lo que sea. El caso es que te enfadas.

Es agotador no tener casi un minuto para ti. Nosotros nos hemos dado los espacios que hemos podido… salíamos a correr a turnos o nos dejábamos tiempo en la hamaca para tomar el sol. Sin embargo, la realidad es que nos hemos dedicado cada uno a un niño. Y ya si eso cuando se dormían hablábamos entre nosotros.

Porque para ir a la playa ya no vas con una bolsita y un pareo. Vas con un carro de la compra. Y una sombrilla colgada al hombro, que no falte.

Porque no te vas de vacaciones. Te vas de mudanza. Para muestra, mi maletero.

ALT VACACIONES

Así vamos por la vida… ligeros.

 

SI. SI EXISTEN

Existen porque no vas trabajar. Y entonces, puedes dedicarte plenamente a tu familia. Después de todo el curso, de esta vida loca que llevamos los padres del siglo XXI, los niños nos están esperando como agua de mayo. Se lo debemos.

Existen de verdad

Doy fé.  No ir a trabajar y salir de tu ciudad y tu rutina habitual ya es un plus. Te relaja y te oxigena la mente.

Pasar tiempo de calidad en familia es impagable. En esta vida que llevamos todos hoy en día, parar, estar con los que quieres y abrazarles mucho cuenta. Yo he sido consciente en estas vacaciones de muchas cosas sobre mis hijos. Les he conocido mejor. He aprendido más sobre cómo son y qué necesita cada uno. El día a día nos come de tal manera, que no nos deja tiempo para verles y escucharles como deberíamos.

Estar en otros entornos, otras culturas y otros ambientes nos enriquece a todos. Las vacaciones también son un excelente momento de transmisión de valores. De enseñar a apreciar y aprender de lo diferente.

Los padres vivimos en una bipolaridad constante. Queremos irnos de vacaciones mientras trabajamos… y soñamos en vacaciones con volcee el lunes en la oficina. Solo. Tranquilo. En silencio, ese bien tan escaso.

Existen porque aunque no sean perfectas, son las que nos tocan vivir. Así que, mejor ¡vivirlas con alegría!

 

Alt Vacaciones

 

 

Living la Vida Madre..Ohh Yeah...!
share

No Comments Yet.

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.